Parking en el aeropuerto de Madrid-Barajas

Existen pocos aeropuertos tan emblemáticos y representativos como el aeropuerto de Madrid-Barajas, un auténtico ejemplo de modernización que cumple con todas las características para ofrecer un servicio de calidad a todas aquellas personas que acuden a sus instalaciones. El parking aeropuerto Madrid es un ejemplo clásico que cuenta con varios niveles y presupuestos adaptables a los bolsillos de los pasajeros. Estas características y el hecho de contar con una moderna capacidad de pago y transporte hacen de este servicio uno de los mejores en su área en todo el país.

¿Cómo está organizado el parking y qué vehículos pueden estacionarse?

Parking aeropuerto Madrid

Este cuenta con siete áreas para todo el público, distribuidos entre los distintos terminales (T1, T2, T3 y T4). Estos espacios, a su vez, se dividen en P1, P2 y P4, ya que algunos se encuentran en período de mantenimiento. La capacidad es totalmente libre para vehículos particulares y motocicletas, independientemente de la plaza que se escoja. Estos cuentan con un presupuesto determinado, pero existen nuevos edificios de bajo coste con cientos de plazas adicionales que permiten ajustarse un poco al presupuesto de otras personas. El total de plazas es de 6829 distribuidas entre todos los espacios antes mencionados, además de contar con servicio de 24 horas ajustable al presupuesto.

Servicio VIP con un amplio margen de beneficios

Aquellas personas que deciden pagar un poco más para dejar su coche en el parking aeropuerto Madrid en una zona más cómoda y con mayores beneficios quedan muy satisfechas con la posibilidad de contar con el servicio VIP. Este cuenta con una increíble seguridad y opciones adicionales durante el tiempo que dure el viaje, tales como lavado interior y exterior, las reparaciones necesarias (previamente autorizadas por el propietario), cambios rápidos de aceite y revisiones programadas, entre otros.